Un post convenientemente latino

J Balvin me antojó de Big Mac y Nathy Peluso me habló en lenguas.

Hola! Soy Carlox, periodista, a veces DJ y muchas veces overthinker. La Necedad es un newsletter en el que les cuento lo que pienso y siento sobre música (no importa si es pop, rock, hip-hop, reggaeton o lo que sea). Cada semana les voy a recomendar videos, canciones y artículos que valen la pena. Si les gusta la idea suscríbanse y cuéntenle sus amigxs.

No sé cómo decir esto porque me da mucha pena pero quiero mi combo McBalvin. Hace unas semanas Travis Scott se transformó en la segunda persona en la historia (después de Michael Jordan) en tener una colaboración con McDonald’s. Travis lanzó una línea de ropa y hasta una almohada en forma de McNuggets que todavía me arrepiento de no haber comprado.

Esta semana se anunció que el siguiente músico en hacer un deal con Ronald McDonald es J Balvin y su combo incluye un Big Mac sin pepinillos + un McFlurry de Oreo. Suena como un gran combo, la verdad; claramente quedaría con el estómago inflado como tres días después de comerme esos con una Coca-cola, pero de fijo lo pediría.

Abrí Uber Eats para saber cuánto costaría ese combo y solo el Big Mac son como 4.000 colones y no envían McFlurrys de Oreo (que valen como 1.600). Para los que no me leen desde CR: un combo de Big Mag aquí cuesta unos $7 y el combo McBalvin costaría casi $10.

(Btw, los McFlurrys solían ser más grandes en Costa Rica, como los que salen en este video promocional de J Balvin. ¿Qué pasó? Necesito que el FMI se ponga sobre esto).

El equipo de relaciones públicas de Balvin subrayó que él es “el primer latino” en hacer algo así. Del mismo modo que ha sido el primer latino en hacer una colaboración con Nike, el primer reggaetonero en estar en el Super Bowl, entre otros proyectos.

Esta es la trampa: Balvin celebra que es *el primer latino* pero aquí en Latinoamérica no va a estar disponible. ¿Por qué son así?

Creo que gracias a esto entendí lo que no me gusta de ciertos cantantes de este momento: que son convenientemente latinos. De pronto cantar en español en una canción de DJ Snake o Major Lazer se ha vuelto algo fashionable, es bueno para cualquier carrera musical tener una canción bailable en español y por eso artistas que normalmente no dirían que son latinos, lo exhiben con orgullo porque les trae beneficios.

Share

El caso de Balvin es comprensible, porque él y Bad Bunny reventaron en el mercado estadounidense con “I Like It” de Cardi B, una canción en la que hablan 99% español. En otra época tendrían que haber sacado discos enteros en inglés (ver: Laundry Service vs Servicio de Lavandería).

Pero Balvin repitiendo una y otra vez que es el primer latino nos da pistas de que decir que uno es latino es muy rentable en estos tiempos. Selena Gómez hizo “Taki Taki” y rimó fiesta y siesta con acento caribeño para conseguir esos likes. Kali Uchis ha hecho covers a Luis Miguel y Gloria Trevi grabado canciones en español jugando esa carta latina. Miguel también grabó un EP con versiones en español para recordarle a la gente que tuvo un abuelo mexicano. Juan Magán se hace llamar el Rey del Electrolatino (siendo él más español que decir “gambas”) y bueno y Rosalía se siente latina.

Es lógico que todos quieran un pedazo del queque, el mundo de la música es rápido en montarse en tendencias. Pero es horrible pensar que el 80% de las personas que mencioné antes no están trabajando para dar su aportar ni apoyar Latinoamérica de alguna forma. Solo quieren la plata por estar medio asociados a la cultura. Balvin poco a poco se ha quitado el miedo de hablar de la política en Colombia y Kali Uchis ha hecho varios esfuerzos por conectarse con su familia colombiana (“Nuestro Planeta” es un bop, lo cual ayuda), pero en general los artistas son latinos cuando les conviene.


Sana sana

Lo que me lleva a la polémica de la semana. Vean este video:

Nathy Peluso salió en COLORS y trajo demasiados comentarios negativos por salir con la piel oscurecida (y por hacer feo, pero aquí vamos a hablar de la piel). Mucha gente recordó lo común que ha sido que Nathy Peluso use jerga y acentos del Caribe cuando no es de ahí. Ella es argentina de nacimiento, es blanca y ha vivido en España mucho tiempo.

Pero a la hora de construir su carrera ha hecho boleros, salsa, se ha hecho trenzas y básicamente seguido todos los clichés del libro de “ser latina” según Hollywood: piña en la cabeza, blusas de hombros descubiertos, flores en la cabeza, aretes del tamaño de un aro de bicicleta,… En fin, una artista muy convenientemente “latina” y con una imagen muy convenientemente ajustada a lo que en Europa creen que es ser latina.

Es lo mismo que puse en el post de Bad Gyal: Si sos de Europa y estás explotando los looks de las personas negras, la música de las personas negras, y hasta el acento de las personas negras, estás apropiándote de la cultura negra. No hay cómo negarlo.


Mi Combo

Yo sé que nadie me preguntó pero el combo de La Necedad en McDonald’s traería una quesoburguesa, una McPollo Jr., unas papas grande y una coca zero.

No tengo una colaboración con Mc pero en estos días se están imprimiendo las primeras camisas de La Necedad!

Es blanca pero trae tinta roja para disimular las manchas de ketchup.

Cuestan 12.000 con envío y hay de todas las tallas (son unisex).

Si quieren una, escríbanme a carlox@lanecedad.com o en mi IG/Twitter @elcarlox.


Gracias por leer La Necedad, porfa suscríbanse para ver más. <3