Ni Balvin, ni Residente.

El pleito de dos grandes estrellas no tiene ningún ganador.

Hola! Soy Carlox, periodista, a veces DJ y muchas veces overthinker. La Necedad es un newsletter en el que les cuento lo que pienso y siento sobre música (no importa si es pop, rock, hip-hop, reggaeton o lo que sea). Cada semana les voy a recomendar videos, canciones y artículos que valen la pena. Si les gusta la idea suscríbanse y cuéntenle sus amigxs!

El 29 se septiembre del 2021 René Pérez Joglar, conocido como Residente, se despertó, vio el techo de su cuarto Y ESCOGIÓ LA VIOLENCIA. No fue el único, pues las declaraciones que han salido en todos los noticieros de farándula fueron producto de los comentarios que hizo José Álvaro Osorio Balvin con respecto a las nominaciones de los Latin Grammy.

En los últimos años artistas de todo el mundo han reclamado no solo por las nominaciones de los Grammys y lo antojadizas que parecen ser las categorías, sino también por el trato que han recibido a la hora de participar de la gala.

Pero en esta situación, debo ser muy honesto: no estoy de acuerdo ni con Balvin ni con Residente.

Empecemos con el tuit de Balvin, que borró hace poco:


Los Grammys no nos valoran , pero nos necesitan. Es mi opinión y nada contra los otros géneros porque se merecen todo el respeto . Pero ya el truco esta aburrido . Les damos Rating pero no nos dan el respeto ✊(Pd. Estoy nominado para que no vengan que estoy dolido ) JOSE — J BALVIN (@JBALVIN) September 28, 2021

Balvin recibió muchas respuestas de apoyo de quienes consideran que los Grammys son irrelevantes e incluso de varios fans de BTS que coincidieron en el modus operandi de la Academia: llamar a la gala a artistas de alto perfil con nominaciones pero al final de cuentas no darles más premio que la exposición.

Pero por otro lado, Balvin viene jalando anticuerpos desde hace mucho tiempo: cuando defendió a Chris Brown, pasando por sus ideas de que “la pobreza es mental” y hasta su giro hacia ser un artista motivacional que quiere decirle al mundo “si yo pude, ustedes pueden”.

Y parece que ya Residente se cansó de oírlo repetir ese tipo de cosas y le tiró con todo a J Balvin en un video que se viralizó.

¿Por qué no estoy de acuerdo con Residente? La historia nos ha mostrado que, cuando se empieza a sentir irrelevante, René empieza un pleito. Sea con el gobernador de Puerto Rico o con alguien tan irrelevante como Tempo. Históricamente René ha escogido a personas que no tienen ni la plataforma (caso Tempo), ni la popularidad (Caso gobernadores y Tempo), ni el brand para responderle en el mismo tono (caso gobernador y Balvin).

En el mensaje hacia Balvin, René empieza diciendo que si los Latin Grammys no aprecian “el género urbano” entonces que por qué él tiene tantos premios. Por los anteojos de Daddy Yankee, ¿qué clase de argumento es ese? Eso sería como decir que no existe la pobreza porque yo soy millonario. O como decir que este video de una foca tocando saxofón merece un Grammy por tener casi dos millones de visitas.

Más adelante René dice que el GOAT Tego Calderón nunca se ha ganado un Billboard… Ehm, entonces, ¿los premios son importantes o no? Porque ya dijiste que la calidad = muchos Grammys. Pero Tego no tiene, qué raro. A Residente no le pasa ni cerca de la cabeza cuestionarse que hay un tema de raza y colorismo de por medio. Se habrá preguntado René, ¿por qué la industria lo escogió a él y no a Tego?

Share

En su momento, René era el poster boy del reggaeton como lo es ahora Balvin y por eso se ganó tantos Grammys. Punto. ¿Admitiría René que los Grammys son un concurso de quién tiene los mejores managers y contactos dentro de la industria y por eso él tiene decenas? Lo dudo. Él es simultáneamente rebelde y pro status quo. Pero continuemos.

Residente ha dicho que no se considera reggaetonero mil veces, pero este 29 de septiembre se levantó del otro lado de la cama y decidió defender al género del que tanto ha renegado ahora que solo lanza temas como solista. O quizás fue solo uno de los usuales rants que hace para recordarle a la gente que él es el más inapropiado y el más irreverente, como lo hacen los políticos que no ayudan pero siempre tratan de salir en cámara gritando.

Creo que Residente tuvo buenos puntos al señalar que si Balvin se quejaba de las nominaciones estaba dejando de lado a gente como Myke Towers y Eladio Carrión que finalmente están recibiendo el crédito que se han ganado por elevar el trap y -en el caso de Myke- ser de esos artistas que uno SIEMPRE quiere que esté en el remix de la canción de reggaeton de moda.

Pero como René no podía quedarse solo en lo constructivo dijo la frase que ahora todos repiten: que la música de Balvin es como un carrito de hot dog: gusta, pero cuando quieren comer bien se van a una estrella Michelin.

Es justo que haya criticado a Balvin por hacer dos discos tan inconsistentes como “Colores” (2020) y “Jose” (2021), pero Residente ignora a conveniencia discos tan importantes como “Vibras” (2018) y “Oasis” (2019).

René insiste demasiado en que Balvin estaba pidiendo un boicot y esta parte es muy confusa, espercialmente porque en ningún momento Balvin pidió un boicot y el screenshot que anda por ahí con lo del boicot es falso. Si Balvin no hubiera borrado el tuit, la gente podría ver el original pero noooo. Esa cobardía de borrar (que tanto Residente como Balvin lo hicieron) lo que hace es enredar más el chisme.

Para Residente es impensable que los reggaetoneros y traperos no vayan al homenaje de Rubén Blades, quien fue elegido como Persona del Año y recibirá un homenaje a su carrera el día antes de los Grammys. Y tiene razón, Rubén es un claro ejemplo de cómo alguien a punta de buenas canciones puede forjarse una carrera. Pero René EN SERIO NO SABE PARAR y luego dice, que Rubén Blades es “un tipo que marcó la historia de la música latinoamericana, un tipo que a diferencia de ti escribe sus canciones y las siente”. Ouch.

J Balvin acaba de publicar “Jose” dizque para mostrar su lado más íntimo, pero creo que lo único que aprendimos de él es que le gusta compartir mensajes vacíos de inspiración y que su voz está realmente desgastada.

Sumado a eso, el descontento de Colombia hacia Balvin por sus posturas políticas tibias le está pasando factura. Y entre más colaboraciones hace J Balvin con marcas como Fortnite o Nike, más fácil se hace burlarse de los giros que ha dado en su carrera. Residente vivió exactamente eso y dijo la famosa frase de “Adidas no me usa yo estoy usando Adidas”, ¿o solo yo me acuerdo de esa?

Balvin pudo haberse quedado callado. Su nuevo disco no podía ser nominado pues los Grammys solo consideran obras publicadas hasta marzo y su canción “Agua” le daba una excusa para ir a Las Vegas, hacer prensa de su disco y regresar a casa. Pero noooo, él tenía que tuitear una tontera y desatar una tormenta.


¿Por qué no creo que sea sincero el reclamo de Balvin? Primero porque no tiene razón, hay muchos artistas de trap y reggaeton nominados en esta edición.

Por otro lado, al decir que “los Grammys no los respetaban” J Balvin estaba copiando una vez más al artista al que más quiere parecerse: Drake.

Drake pidió en el 2020 que se crearan otros premios que fueran pensados desde una nueva generación que no estuviera desconectada de lo que realmente pasa en el pop y que reflejara verdaderamente a los artistas negros en las nominaciones. De hecho, Drake optó por no ir a los Grammys este año, una medida de presión que ya habían aplicado Frank Ocean y Jay-Z anteriormente.

Share

El problema de Balvin es que quiso decir “algo tipo Drake, tipo Jay-Z” (seguro así se lo pidió a su asistente), pero sin dedicarle el tiempo y los argumentos que sí presentaron los otros artistas. Balvin solo nos dio otra prueba de cómo le interesa seguir trends y decir “fui el primero en hacer…” en lugar de buscar un cambio.

Si Balvin se quería parecer a Drake pues le agradará saber que ahora los acusan de lo mismo: de pagarle a otros por escribir sus temas.


Residente, el populista

Algo que no me deja de llamar la atención es que J Balvin NO fue el primero en criticar la falta de reggaeton en los Grammys. Nada menos que Daddy Yankee también los criticó en el 2019 cuando empezó la campaña de “Sin Reggaeton No Hay Latin Grammy”. Desde entonces la cantidad de nominaciones ha subido para “el género urbano”, pero sin cuestionar qué significa urbano (pronto hablo más de esto).

Esto no quita algo muy obvio: Balvin cada vez sube más y eso significa que le tiran más críticas. Ha logrado cosas increíbles, sí, pero la realidad es que entre más ha crecido Balvin, se ha vuelto un blanco más fácil de golpear.

Residente le dice a Balvin “el año pasado que te nominaron 13 veces, ahí tú no pediste boicot”. ¡Y tiene razón! Pero, ¿por qué Residente no criticó entonces a Daddy Yankee y no le recordó que tenía no sé cuántos Grammys y que por eso no podía criticar? Claro, porque la opinión pública jamás se va a poner en favor de Residente si critica a Yankee. Pero si critica a Balvin tiene a la gente en la bolsa.

Y por eso digo que Residente es populista y se escoge a enemigos que nunca le van a contestar igual de fuerte. Es OBVIO que Balvin no tiene argumentos para luchar de vuelta porque copió la tarea ajena. Solo vean lo que le respondió a René después de que se burlaran hasta de su ropa: RESPETO TU OPINIÓN.

Había mil mejores formas de contestar, usá tu creatividad, Jose.

(Update: Lo más que hizo Balvin para contestar fue posar frente a un stand de hot dogs para promocionar el remix de “Sal y Perrea” de Sech que sale esta noche)

Otro detalle interesante: Residente habla de las 13 nominaciones de Balvin y dice “seguro tenías hasta cambio de ropa para cada premio”. Aquí es donde se pone jugoso el chisme.

¿Por qué Residente se acuerda de esas 13 nominaciones y recuerda el número preciso? ¿Será porque gracias a esa cantidad de nominaciones J Balvin rompió el récord Guiness de Calle 13? Qué extraño.

Me puse a sospechar y resulta que no es la primera vez que René critica a Balvin.
El 20 de agosto Balvin subió una foto en Instagram con su avión recién comprado. “Aquí inspiramos, no alardeamos”, puso Jose en el caption. Días después Residente dio una entrevista en la que criticaba a los que suben fotos con sus lujos.

“Cuando tú subes carros o aviones, eso no tiene que ver con arte, eso no está conectado con ser artista. Inclusive, si subes un avión que te compraste y dices que estás inspirando a la gente con esto... No inspiras a la gente con un avión en medio de una pandemia, donde hay gente que no tiene trabajo”, dijo [R] en este video.

Lo que afirma tiene sentido, es creíble, pero si me lo preguntan, suena como un político populista. En toda esa entrevista él promociona su propia marca de cerveza. Viéndolo muy cínico, el mensaje de Residente es “el consumismo de los otros es malo, pero apoyen mi marca porque esta sí es real y con cojone’ y escuchen mi música porque esta sí es real y con cojone’”.

Residente no le tiró a El Alfa por sus Bugattis, ni a Maluma cuando subió una foto llorando por su avión privado. Pero a Balvin no le perdonó ni dos semanas y saltó a decir lo que dijo. Es evidente que René tiene a J Balvin atravesado y que no lo soporta.

No en vano nunca han hecho una colaboración juntos. Piénsenlo: son dos de los artistas más influyentes y populares de este siglo y nunca han colaborado???? Ahí hay beef y muchas envidias que desconocemos.

Sería interesante que esta discusión fuera al estudio y nos diera unas buenas tiraderas. Que Balvin sacara una canción sampleando a Rubén Blades y le dijera un par de verdades a René. Y que luego René lo fusilara en vía pública como ya hizo aquella vez (RIP TEMPO).

Si este pleito pasara, sería como cuando Drake decidió pelear con Pusha T y se vio como una mosca metiéndosele de frente a un camión o como si yo me metiera a pelar contra Connor McGregor. ¿Será que el beef es algo que también quiere copiar Balvin de Drake?


No le digan urbano

Ahora sí. Mi mayor problema con Residente es que defiende “el género urbano” una y otra vez sin cuestionar lo que está diciendo. No lo culpo, las dudas sobre qué signifca urbano y por qué se usa como término sombrilla hasta hace muy poco están llegando a la esfera de los artistas (académicas como Petra Rivera ya lo habían cuestionado en libros como Remixing Reggaeton).

Tyler the Creator dijo cuando recibió su Grammy que calificar a un artista de “urban” o “urbano” era solo otra forma de decir The N-Word. Así de fuerte. Y por esas ideas el término se está borrando en agencias de publicidad y disqueras de Estados Unidos.

Pero en Latinoamérica, urbano ha sido una palabra código para no decir “reggaeton” o “dancehall”. En los 2000s la gente empezó a odiar tanto el reggaeton que era imposible venderlo. Entonces los ejecutivos empezaron a usar la palabra “urbano” para camuflar un poco el popetón y poder entrar a mercados grandes como México.

Balvin hizo algo bueno en este sentido: en el 2016 cuando sacó su canción “Ginza” dijo las palabras mágicas: si necesita reggaeton, dale. No dijo “urbano”, dijo REGGAETON, porque como él mismo lo explicó (en este podcast) un artista que se avergüenza de su género nunca va triunfar. Y triunfó, a partir de ese punto labró un camino hasta sentarse tranquilamente donde otros SUEÑAN con llegar. Pero si no ha abusado del término “urbano”, Balvin ha malgastado el término latino a su conveniencia, siendo “el primer latino en colaborar con McDonald's” o Nike o lo que sea (de eso hablé en Un post convenientemente latino).

Volviendo a los Grammys, la postura de Residente me choca porque usa y defiende un término obsoleto para la música, un término sombrilla que aplica para todo pero no significa nada.

Solo vean las nominaciones a Mejor canción urbana:

  • “A fuego” de Farina (reggaeton pop)

  • “Agua” de J Balvin (reggaeton pop feat. Arenita y Calamardo)

  • “Dákiti” de Bad Bunny (una canción de EDM sin drop)

  • “La curiosidad” de Jay Wheeler, DJ Nelson & Myke Towers (popetón del bueno)

  • “Patria y vida” de Yotuel, Gente De Zona, Descemer Bueno, Maykel Osorbo y El Funky (una canción de R&B con muchos versos de rap sobre Cuba)

Literalmente ninguna tiene nada que ver con la otra.

Yo entiendo que los premios tienen que -de alguna forma- homogeneizar, porque no va a ser 200 categorías y una tendría que llamarse “Mejor canción para Bob Esponja”. Pero sí se nota que las categorías y nominaciones de los Grammys en español le dan más importancia a quién tiene más streams y quién es más viral (Nathy Peluso y sus nominaciones siendo el mejor ejemplo de esto) y cuando no saben dónde categorizar algo influenciado por hip-hop/reggaeton/dancehall, es decir, música negra, simplemente dicen que es “urbana”.

Es hora de abolir el término música urbana.


Perdió el reggaeton

Por si no era obvio, todo este conflicto es una pelea de egos. Balvin dice: “si yo puedo, ustedes pueden, let go, latino gang” y Residente dice: “no me gustan sus mensajes inspiracionales pero si yo me he ganado 20 Grammys Latinos, es porque hay algo bueno con los Grammys”. Ambos manejan bien la política interna de la industria musical y saben cómo quedarle bien a sus seguidores.

Es hora de ver más allá, dejar de tirar opiniones solo para tener un tuit medio viral o un video de IGTV medio viral. Espero que argumenten mejor, tomen sus propios consejos y hagan música que sí valga la pena nominar a los Grammys... Bueno y que arreglen los Grammys.

Tanto Balvin como Residente tienen los contactos y el músculo para cambiar sustancialmente la forma en la que esos premios operan y pueden hacer presión para que sean más justos.

Mi último deseo es que estos dos ojalá colaboren en un tema para la nueva película de Spider-Man, a ver si acaso entienden que “con una gran responsabilidad…”.