El día que Lana del Rey cambió el juego

¿Alguna vez se han preguntado por qué le puse a este espacio LA NECEDAD?

Hola! Soy Carlox, periodista, a veces DJ y muchas veces overthinker. La Necedad es un newsletter en el que les cuento lo que pienso y siento sobre música (no importa si es pop, rock, hip-hop, reggaeton o lo que sea). Cada semana les voy a recomendar videos, canciones y artículos que valen la pena. Si les gusta la idea suscríbanse y cuéntenle sus amigxs!

¿Alguna vez se han preguntado por qué le puse a este espacio LA NECEDAD? Me gustaría decirles con voz de influencer “chicos, para los que me han preguntado”, pero realmente nadie lo ha hecho.

Creo que en el fondo ustedes saben por qué le puse así. Tal vez saben lo que es sacar media hora para leer wikipedia, reddit o ver videos de YouTube de sus artistas favoritos. Tal vez incluso llaman a algún amigo o en media fiesta paran todo para explicarle todo lo que descubrieron.

Si ustedes son así, me gustaría que leyeran esto hasta el final porque les tengo una propuesta. Ah bueno y que se suscriban.

Este espacio se llama LA NECEDAD porque hay discos, canciones y videos que me obsesionan, me ponen necio y no tengo más remedio que escribir y esperar a que el mundo me siga la corriente.

Ya les conté lo que siento por uno de esos discos que me encantan (Dark Fantasy de Kanye), también de la canción que me tuvo hookeado un par de meses (la de la rapera tica FUFU), pero les debía el videoclip.

Hoy vengo a saldar una deuda que tengo desde hace años con “National Anthem” de Lana del Rey, que no solo me hace sentir miles de cosas sino que marcó un antes y un después en la industria de la música.

En el 2012 la palabra hipster ya estaba malgastada en bares de jóvenes e internet, pero apenas estaba llegando al público general: se usaba para describir a esos jóvenes con anteojos grandes y ropa vintage en los anuncios. Era obvio que la “generación nueva”, los millennials, querían diferenciarse de todas las generaciones anteriores y lo hacían de una manera muy contradictoria: adoptando modas pasadas. Los colores, las chaquetas y hasta los sintetizadores de los años 80 fueron reciclados por los hipsters, que se esforzaban por tener los mp3s más extraños en sus discos duros.

En medio de toda esta búsqueda estética surgió tumblr, la mejor/peor red social de la historia. Algunxs usaban tumblr para coleccionar imágenes de películas viejas, otros para contar sus pensamientos más íntimos, otros para postear selfies (la palabra selfie se hizo popular en el 2012, de hecho) y algunos lo usábamos para descubrir música nueva.

Un solo gif en tumblr podía catapultar a una cantante con ukelele o a una banda de hardcore punk que cantaba sobre lo duro que era ser una banda de hardcore punk al mismo tiempo que desconstruía masculinidades (te amo jeremyxbolm). Mucha gente usaba tumblr para inventarse fanfics de esos personajes que rebblogeaban.

Y así, en ese mar de imágenes de Marilyn Monroe y frases depresivas, surgió “Video Games” de Lana del Rey. Yo sé que dije que esto es sobre “National Anthem” pero es importante hablar de “Video Games”. No sé cuántas personas me dijeron que ellos descubrieron a Lana, que fueron de las primeras en ver ese video (lo cual es improbable pero es parte de la magia).

El video fue hecho por Lana con tomas de películas viejas intercaladas con videos suyos grabados con una webcam: era la estética perfecta para tumblr y el internet se encargó de hacerla semi famosa. Luego soltaron el video de verdad y la gente empezó a preguntarse de dónde venía esta muchacha de nombre tan pretencioso.

Las respuestas a esas preguntas estaban mega cargadas de chisme: Lana fue inicialmente firmada como Lizzy Grant, su nombre real. Hija de dos publicistas, Lizzy soñaba en grande y dejó su primer disquera para unirse a Interscope Records, la compañía que tenía a figuras tan “polémicas” como Lady Gaga y Eminem.

El chisme era que con una sola reunión Lana convenció a Jimmy Iovine (dueño de Interscope y socio de Beats by Dre) de firmarla, de que ella podía ser una gran estrella. La envidia hacia ella se notaba en cada post de tumblr que explicaba que ella era una estrella pop “construída”. Para cuando le dieron una presentación en Saturday Night Live, la cosa se puso peor.

Lana hizo la que es llamada la peor presentación en la historia del programa porque hizo el legítimo “go girl!! give us nothing!!”, es decir, fue una completa papa sin sal. Muchos artistas matarían por presentarse en SNL y a ella le jugaron una una mala pasada los nervios y que la gente no entendiera su obsesión con las baladas como de película antigua.

La palabra sobrevalorada empezó a surgir para describirla. Los hispters la odiaban por “robarse” una estética de internet y la gente normal la odiaba por jicster. La voz ronca y la nostalgia eterna de sus canciones la hacían un blanco fácil para criticar y escuchar “Born to Die” no era exactamente la mejor forma de defenderla: sonaba full aburrida, a excepción del puente cuando decía come take a walk on the wild side. Pero los hipsters decían “esa frase es de Lou Reed” y continuaban odiándola.

Entre más la odiaban, más surgía. La música de Lana sonaba en las campañas de H&M, en el showroom de la lujosa marca Jaguar y se supo que había sido fichada para ser parte de la banda sonora de  la película “The Great Gatsby”. Los millennials, siempre obsesionados con “lo real”, señalaban sus recursos y oportunidades de disquera grande para decir que no era indie. “¿Qué hace ella con toda esa plata más que vender una imagen y una estética que ella no había creado?”, le reclamaban.

Bueno, pues Lana hizo “National Anthem”.

El himno de Lana

Quiero empezar diciendo: qué video tan estúpidamente bueno, jueputa sal. Amo los videoclips que me cuentan una historia, que tienen personajes y una narrativa y este es prueba de que la barra de videos con narrativa estaba subiendo en los 2010s.

La estética del video es un sueño de tumblr: se ve como una película vieja, tiene una historia digna de Romeo y Julieta y es un básicamente un fanfic.

En “National Anthem” A$AP Rocky interpreta a John F. Kennedy en un mundo paralelo en el que el presidente de los Estados Unidos usa trenzas, está tatuado, fuma habanos, juega dados y perrea con su esposa en la Casa Blanca. Este concepto salió de la cabeza de Lana del Rey, quien se viste de Chanel para darle vida a una Jackie O que también tiene mucho de Marylin Monroe, la supuesta amante de Kennedy.

Quiero que vean el video, ojalá en una pantalla grande. Siento que captura muy bien la obsesión millennial con la riqueza y las tragedias que viene con la riqueza. Crecimos en medio de crisis económicas y por eso sabemos que el dinero siempre es sucio. Sabemos lo que le pasa a Kennedy al final de todas las películas pero no podemos dejar de ver porque igual y “ya lo hemos visto todo”.

Con esta canción Lana del Rey dejó de ser “aquella random que juega de hipster” para ser “esta mae la que canta de sugar daddies y opulencia” (porque en efecto lo hace, revisen la letra).

En retrospectiva ese giro brusco en su percepción no debería sorprendernos: Lana del Rey hizo un video viral solo con su webcam. El dinero de la disquera más importante de nuestros tiempos solo podía darle más poder para cambiarle la opinión a más personas y hacerla más relevante.

Ella lo resume en la canción: money is the anthem of success.

Tal vez no se volvió mega popular, pero “National Anthem” fue la pieza con la que los críticos musicales (los hombres al menos) la empezaron a celebrar. Los sonidos oscuros, el coro tan pegajoso como desgarrador, todo sumó para que Lana dejara de ser una paria en la industria y se transformara en un ejemplo a seguir. Era un himno sobre hacer dinero y encontrar partes nuevas de uno mismo, que le sirvió para hacer dinero y encontrar una pieza de su identidad como artista.

En aquel momento se sintió como si ella les hubiera publicado este video y le hubiese dicho a las otras pop girls “quiero ver qué hacen uds con su plata” (Lady Gaga hizo ARTPOP, para bien o para mal).

A la fecha veo “National Anthem” y me conmueve hasta soltar lágrimas: la estética es flawless, las escenas son tan absurdas como creíbles y la historia tiene un final trágico. Más importante aún: a los millennials nos encanta ser cínicos y también llorar por historias estúpidas y ese video me hace sentir todo eso en 7 minutos con 48 segundos.

Born to Die, el disco que trae “National Anthem”, se transformó en el disco de la década pasada mejor vendido en vinilo y no me extraña: Lana se volvió un símbolo de una nueva estética en el pop y llevó tumblr al mundo offline. Para bien y para mal.

Si llegaron hasta aquí...

Quiero que me cuenten, ¿qué les obsesiona? ¿cuál canción, cuál disco, cuál video, cuál concierto de YouTube? ¡Coméntenlo abajo!

Y si quisieran escribir un artículo sobre ese tema o exponerlo en un Power Point, por favor envíenme un mail a carlox@lanecedad.com. Hablo 100% en serio.

Share

Este mes de aniversario vamos a tener invitados en LA NECEDAD porque ser necio se trata de compartir esa información que nos obsesiona. El mejor fan de la música no es el que más sabe o el que compra más discos; para mí, la persona más necia es la más generosa con su conocimiento.

Sean generoses. :)